About

Less-Water Bev. Tech (nickname NIAGARA) es un proyecto de investigación destinado a reducir el consumo y el despilfarro de agua en la Industria de las Bebidas, mediante una combinación innovadora de tecnologías de tratamiento de aguas. En efecto, en los países industrializados la mayor demanda de agua deriva de la producción industrial. El Food & Beverage, en concreto, es un sector con alta intensidad de consumo de agua.

Reducir el consumo de este recurso fundamental significa contribuir a limitar el impacto ambiental y los costes de producción de las bebidas, aumentando la sostenibilidad y la competitividad de la industria del Beverage.

El proyecto NIAGARA está cofinanciado por el programa Eco-Innovation de la Unión Europea; se inició el uno de octubre de 2014 y terminará a finales de septiembre de 2017. El Coordinador del proyecto es A DUE di Squeri Donato & C. S.p.A., con el apoyo de sus dos partners: La Universidad de Bolonia Alma Mater Studiorum y CVAR Ltd - Reino Unido.

El proyecto NIAGARA propone un conjunto integrado de innovaciones para la creación de un nuevo tratamiento del agua capaz de reducir radicalmente el uso de agua en el proceso de preparación de las bebidas, mediante la combinación de:

  • un nuevo sistema de doble ósmosis inversa capaz de aumentar la eficiencia de tratamiento del agua, reduciendo tanto el consumo de agua bruta, como la producción de aguas residuales;
  • un sistema de recuperación y post-tratamiento de aguas residuales para recuperar parte de las aguas de desecho del proceso de producción de bebidas y del tratamiento Clean-in-Place;
  • un estudio de viabilidad de una pequeña central de biogás "ad hoc", para convertir en energía los residuos sólidos orgánicos generados por el sistema de post-tratamiento de las aguas residuales, con el fin de aumentar la eficiencia energética del proceso de producción de bebidas.

Los resultados esperados son los siguientes:

  • un considerable ahorro de agua primaria (-33% respecto a la instalación base tradicional) y la reducción de las aguas residuales (-56% respecto a la instalación base tradicional)
  • la recuperación de aproximadamente el 75% del agua total drenada para reutilizarla en el proceso de preparación de la bebida;
  • la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero;
  • la reducción de los costes de producción de las bebidas: el ahorro, sobre una base anual, de un 25% del agua actualmente utilizada (valor considerablemente inferior a los objetivos reales del proyecto NIAGARA), en términos económicos, equivale al valor de la bebida producida en unos 40 días laborables por una línea media de embotellado CSD.

Partners & Funding